viernes, junio 23

A verstas luz de Nicolai Gógol

Acabo de terminar, un largo y caótico post en Kaputt, que se dispara de mis impresiones entorno a la lectura reciente de Almas Muertas, novela maravillosa e inacabada de Nicolai Gógol. De ahí, a la literatura rusa, con sus voluminosos libros abigarragos de nombres y patronímicos melodiosos. Cuando uno se topa con una novela rusa, cree que los personajes se multiplican y desdoblan, como si estuviese ebrio. Y sin embargo, son los mismos, pero a través de diminutivos como Alioshka, encogidos igual que osos de agua. Hacía rato que no escribía un post tan largo y atravezado, y que fuera especial para la ocasión, con sus trabas estilísticas y sus devaneos de grulla perezosa. Pero bueno, el entusiasmo a veces hace tartamudear, la prisa se vuelve el camino más largo. Espero que algún lector generoso se tome su tiempo para leerlo hasta el final, para luego entregarlo al fuego del olvido, como un alma muerta.

Escribí atropelladamente, entre otras cosas, lo que sigue:
Nicolai Gogol (1809-1852), tiene una obra atípica y divergente (de por sí, un punto de inflexión en la misma Literatura Rusa), obra convertida en fuente salvaje de la que abrevará la literatura universal. Quien haya leído su cuento “La Nariz“, no podrá dejar de sentirse impactado como por una bala perdida. ¿Qué es esto? Es un relato extraño, caricaturesco sin dejar de ser inquietante, desaforado y animal (salta como vivo frente a los ojos del lector), es feo y resbaladizo. Mi post, haciendo un simple click en: VERSTAS

Buen fin de semana y ¡vamos Argentina! (lo siento Mauricio, perdón buey, pero así es nuestro entusiasmo.)

3 comentarios:

phillip dijo...

Bravo!!!
Me ha causado el mismo impacto, no lo puedes decir mejor, cuando lei por alla en mis trece años que tu trajiste a mi recuerdo cuando lei " el Capote" de Nikolay...

Gracias, te invito una birra helada.

acteon dijo...

Gracias a vos, phillip, por el comment y la invitación.

Saludos.-

AL-JAZERRA dijo...

Me parecieron muy buenas las notas, me acordaba cuantos años hacia que mi viejo me regalara "almas" (en la misma ed. venía "La estepa")..en una edicion de kapelus, despues la frase de dostoievski, de que todos habían salido del capote de gogol, pero que el capote habia salido del Bielkin de Pushkin. Una vez (y tambien por tus notas, lo recordé), le comente a una amiga (famosa escritora),mi imposiblidad de leer a ciertos rusos, (Shivago), por la cantidad de nombres, apodos y diminutivos, Me hizo durante tres dias leer y anotar en una pagina en blanco cada personaje que aparecía fue un desastre la mayoria no volvía por la novela nunca mas cuando lleguè a los doscientos y pico, abandoné, comprendì que era una mente dispersa para ciertos textos, saludos alejandro