sábado, julio 30

Las tenazas de Madoz



Mi extraña fascinación por las fotografías de Madoz. Tengo varias de ellas, y pienso ordenarlas para un cuadrito en madera y vidrio, rectangular que, decorosamente colgado sobre una pared, se aprecie como una serie de la imposibilidad, una grilla del pensamiento y de la paradoja que no se expresa más que como imágen a meditar. Tenaza que corta eslabonada, cadena continua seccionada.
Quería probar, en mi siempre postergado aprendizaje del buceo y control de la blogósfera, insertar una imágen, y pensé en Madoz. Será atractivo verla fluctuar entre mis magras notas, y no dejará de exigir al visitante ocasional, su urgencia de ser pensado, brillando como un diamante su impostura mimética creyéndose una paradoja visual. Como un espectro en el camino.